Ámsterdam te ofrece innumerables oportunidades de encontrar hermosos tulipanes, la flor de los Países Bajos.

Cuando pensamos en los Países Bajos, pensamos automáticamente en tulipanes: esta emblemática flor se ha convertido en sinónimo de la capital, desde los campos de tulipanes de floración anual y los coloridos mercados de flores hasta el histórico Museo del Tulipán, entre otros. La guía del tulipán en Ámsterdam te enseñará todo sobre esta flor y su historia en la ciudad.

Historia del tulipán en los Países Bajos

Junto con los zuecos, los molinos de viento y las bicicletas, el tulipán es un icono de la cultura holandesa. A pesar de no ser nativo de los países con poca altitud sobre el nivel del mar, se convirtió en un referente cultural desde que llegó al país en 1593. Los acontecimientos posteriores unieron la flor y el país, para bien y para mal.

En los comienzos de la Edad de Oro holandesa, la pujante clase media quiso demostrar su riqueza recién adquirida y los tulipanes, originalmente la flor de los pudientes en el imperio otomano, resultó ser el artículo perfecto para ello.

 

Sin embargo, los siete años que precisa la flor para madurar hicieron que los precios se elevasen, y la escasez de mano de obra a causa de la plaga y de la Guerra de los Treinta Años hizo que mucha gente comenzase a negociar con contratos sobre futuros tulipanes. En poco tiempo la gente comenzó a vender tulipanes que en realidad no tenían a personas que no podían permitirse comprarlos, con la esperanza de conseguir un beneficio rápido, de forma muy similar al desplome de las hipotecas de alto riesgo de 2008.

La fiebre del tulipán alcanzó su máximo nivel cuando se ofrecieron casi 5 hectáreas de terreno a cambio de un bulbo de tulipán Semper Augustus.

Tras el desplome del mercado, los tulipanes perdieron su popularidad para recuperarla después culturalmente, como símbolo de los Países Bajos.

Tulipanes en Ámsterdam

Ámsterdam acoge numerosos mercados de tulipanes repartidos por toda la ciudad. Pero uno de los más populares de la capital es el mercado flotante de flores sobre el Singel.

 

En lugar de puestos normales, este mercado se compone de puestos flotantes en los que se venden las flores más increíbles, pero sobre todo, una enorme diversidad de tulipanes. Estas embarcaciones combinan la afición de la ciudad por los barcos y los tulipanes para ofrecerte la experiencia más auténtica de Ámsterdam que puedas imaginar.

Con el Amsterdam Pass también podrás disfrutar del Museo del Tulipán de Ámsterdam, que te dará a conocer la historia de esta magnífica flor y te mostrará una exposición con maravillosas variedades.

Si quieres verlo en toda su realidad, lo mejor es ir a los campos de tulipanes, llamados Bollenstreek (la franja de las flores). El campo es una enorme extensión de tierra de más de 8 hectáreas en el que crecen gran cantidad de variedades, como azafrán, jacintos y narcisos. Pero sobre todo es famoso por sus tulipanes, que comienzan a florecer en marzo y alcanzan su punto culminante en abril.

Fiesta del Tulipán de Ámsterdam

Pero eso no es todo. Debido a la gran afinidad de la nación con esta flor, los Países Bajos celebran cada año una Fiesta del Tulipán en Ámsterdam. Durante todo el mes de abril, el festival lleva el color a todos los rincones de la ciudad plantando un tulipán por cada habitante de la ciudad, hasta un total de 800 000 tulipanes. Participan en el festival monumentos y museos como el Rijksmuseum y el Rembrandtplein, que animan a los visitantes a admirar los tulipanes en sus distintos colores y arreglos.

 

Si buscsa más oportunidades para celebrar la flor de la nación, a comienzos del año el país también celebra el Día Nacional del Tulipán cada 19 de enero. En Ámsterdam puedes participar en las celebraciones en las que los cultivadores de flores holandeses exhiben 200 000 tulipanes en la plaza del Dam. Los visitantes pueden elegir un tulipán para llevárselo a casa sin coste alguno, para difundir la afición a los tulipanes.

Se estima que los Países Bajos producen cada año la impresionante cifra de 1700 millones de tulipanes para la exportación por todo el mundo.

Jardines de tulipanes en Ámsterdam

Un lugar espectacular para visitar en primavera es Keukenhof, uno de los jardines de flores más increíbles de Europa. Creado en 1949 en la cercana ciudad de Lisse, Keukenhof es un estupendo lugar para admirar magníficos arreglos florales. Se trabaja a lo largo de todo el año cultivando el jardín para que todo esté perfecto durante el breve periodo de apertura desde marzo hasta mayo.

Si quieres visitarlo, el jardín es accesible en tren o coche.

Algunos datos interesantes

  • Durante la fiebre del tulipán de la década de 1600, un bulbo en concreto, el Virrey, llegó a venderse por alrededor de 2500 florines, equivalente a 16 años de sueldo de un trabajador cualificado.
  • El tulipán procede originalmente de lo que es la actual Turquía. Llegó a Europa en 1554 como regalo del Sacro Imperio Romano Germánico a Austria.
  • En los Países Bajos se encuentra también la mayor subasta de flores del mundo, con una galería especial para visitantes. La subasta de flores FloraHolland se lleva a cabo a un ritmo increíblemente rápido.