Moverse por la ciudad: Guía de transporte en Ámsterdam

No te pierdas al visitar Ámsterdam: utiliza nuestra práctica guía para ir donde desees.

Tanto si pretendes utilizar el transporte público como alquilar una bici o explorar la ciudad a pie o en barco, te será fácil orientarte en Ámsterdam con distintas opciones de transporte. Sigue leyendo para descubrir las mejores opciones para tus necesidades y disfruta explorando la ciudad.

Transporte en Ámsterdam

Como muchas ciudades europeas, Ámsterdam es un importante centro de enlaces para viajeros, tanto dentro de la ciudad como hacia otros destinos. Con una amplia variedad de posibilidades de transporte, podrás ir donde desees en Ámsterdam en barco, tren, tranvía o autobús. 

Tarjeta chip OV: La Ámsterdam Travel Card
La forma más barata de moverse por Ámsterdam es a pie, pero si quieres llegar rápidamente a algún lugar, la respuesta es la tarjeta chip OV. La tarjeta OV (OV-chipkaart) se utiliza en tranvías, autobuses y metro, y es la forma más sencilla de pagar tus desplazamientos por la ciudad. 

Puedes utilizar la tarjeta desechable para comprar billetes para desde una hora hasta siete días. Comprar cualquiera de estas opciones es muy sencillo: solicítala a un cobrador de tranvía, conductor de autobús, o bien en una de las máquinas en las paradas y estaciones. La gran mayoría de los neerlandeses habla inglés, así que no tendrás problema para pedir lo que necesites.

Después de comprarla, podrás utilizar cualquier transporte público tantas veces como desees en el tiempo asignado, desde una hora hasta una semana.

Ten en cuenta que los conductores de autobús no pueden vender tarjetas de un día y que a partir del 26 de marzo de 2018 no se aceptará efectivo en autobuses ni tranvías. Si quieres comprar un billete deberás utilizar una tarjeta de débito o crédito.

Alquiler de bicicletas en Ámsterdam

Uno de los símbolos de Ámsterdam es la bicicleta, y con razón. Con cientos y cientos de kilómetros de caminos y carriles para la bicicleta, la ciudad es un paraíso para el ciclista y el terreno llano hace que puedas desplazarte y ver la ciudad descansadamente.

Uno de los nombres que verás con más frecuencia en Ámsterdam en relación con la bici es MacBike. Con varios centros distribuidos por la ciudad, MacBike es un nombre muy reconocible para alquilar tu bici si decides visitar la ciudad sobre dos ruedas. El precio de las bicicletas es de a partir de solo 5 EUR la hora para un modelo básico con freno de pie (pedalea hacia atrás para frenar) hasta 25 EUR para un día completo en un tándem (bicicleta para dos personas).

Su horario es de 9:00 a 18:00 horas, las bicis han de devolverse dentro de este horario y es preciso abonar un depósito. Puedes elegir entre dar los datos de tu tarjeta de crédito (para un máximo de cinco bicis) o tu pasaporte y 50 EUR, también para un máximo de cinco bicicletas. ¡Usa tu Amsterdam Pass y obtén un descuento del 25 % por el alquiler con MacBike!

MacBike también ofrece recorridos con guía y audio si deseas visitar la ciudad sobre el sillín.

 

Cruceros por los canales: Viajar por Ámsterdam en barco

Los canales y vías acuáticas de Ámsterdam, conocida como la “Venecia del Norte” y protegida como patrimonio mundial de la UNESCO, son parte vital de la historia y cultura de la ciudad. Los ferris y barcos se usan para navegar por los 165 canales que dan a la ciudad su carácter único e icónico paisaje.

La mejor forma de explorar la ciudad por agua es con un recorrido turístico en barco en el que puedes bajar y subir libremente. Las rutas turísticas te llevarán por el anillo de canales de la ciudad y te explicarán la historia de los canales, su finalidad y otros interesantes datos sobre la ciudad mientras navegas frente algunos de los mejores edificios de la edad de oro de la ciudad. Sube y baja del barco cuando desees en cualquiera de las paradas a lo largo de la ruta del canal para explorar la zona a pie y visitar las principales atracciones de Ámsterdam.

Si buscas un recorrido completo en barco, la ruta turística 100 Highlights tiene alrededor de una hora de duración y lleva a los pasajeros por los canales de la ciudad, destacando los principales puntos de interés.

Si te sientes audaz, también puedes alquilar una embarcación con pedales y disfrutar de la libertad de las vías navegables. Suelen tener capacidad para un máximo de cuatro personas y son ideales para familias y grupos de amigos que deseen visitar Ámsterdam sin bicicletas, autobuses o tranvías.

Quienes alquilen botes, sean a pedales o a motor, deben mantenerse en el lado derecho de los canales, mantener una velocidad inferior al límite de 6 km/h y no beber y pilotar sus vehículos. También se sugiere mantener el ruido al mínimo y no escuchar música a alto volumen al ir navegando por los canales.

A pie

A diferencia de otros grandes núcleos urbanos en Europa, Ámsterdam es una delicia para el peatón, gracias a su orografía llana y su diseño relativamente compacto. Debido a las intersecciones de carriles bici, líneas de tranvía y calles peatonales, Ámsterdam es una ciudad acostumbrada a combinar distintas formas de transporte, y es uno de los lugares más seguros para quienes prefieren conocer la ciudad a pie.

La capital de Holanda también ofrece gran cantidad de rutas a pie, que te permitirán estirar las piernas y conocer todo lo que ofrece la ciudad.

A CONTINUACIÓN:
ATRACCIONES DEL AMSTERDAM PASS