Guía para el Día del Rey en Ámsterdam

La experiencia del Día del Rey en Ámsterdam debe estar en la lista de deseos de todo el mundo y las siguientes son las razones por las que

Visitar Ámsterdam durante el Día del Rey (Koningsdag) será un momento para recordar, te lo garantizamos. Participa en las celebraciones nacionales mientras lugareños y turistas se reúnen por igual para la mayor fiesta callejera del año y disfrutan las festividades en los pubs y bares locales cuando se oculta el sol. La mejor parte: ¡nunca verás tanto anaranjado en tu vida! Los habitantes de Ámsterdam son bien conocidos por su espíritu fiestero y cualquier estancia en la ciudad le proporcionará incontables oportunidades para pasar una noche fuera; sin embargo, la mejor fiesta del año es el Día del Rey que tiene lugar el 27 de abril en 2019.

Para poder ver al Rey y la Reina el Día del Rey, los lugareños holandeses también estarán esperando la llegada de la familia real en la ciudad designada. Una tradición anual, cada cumpleaños la realeza se turna visitar un lugar diferente alrededor del país. Puedes ver su aparición en la televisión.

 

Historia del Día del Rey

Para preparar la escena, el Día del Rey, designando así en honor a la cabeza actual de la familia real, el Rey Willem-Alexander, es una celebración del cumpleaños del rey en 1967. Aunque esta fecha solo se ha implantado desde 2014, la tradición se remonta a más de un siglo cuando se celebró el primer Koningsdag (llamado Koninginnedag, Día de la Reina) en 1885, en honor de la Reina Wilhelmina. El día exacto que se celebra puede haber cambiado durante los años, al igual que la familia real; sin embargo, se han mantenido la exuberancia y jovialidad, si es que no se han vuelto más fervientes.

Como un tributo a la Casa de Orange-Nassau, existe una regla tácita que en este día debe vestirse de color naranja únicamente. Te recomendamos que lo hagas de pies a cabeza. Este tema anaranjado no es un asunto de menor importancia. Desde la vestimenta de color anaranjado, hasta el pelo tintado y la cara pintada, la gente toma bebidas de color anaranjado y lleva puestas coronas hinchables anaranjadas, e incluso algunos se disfrazan de rey y reina; esta es una ocasión para desinhibirse y unirse a la masa, de anaranjado.

Celebraciones del Día del Rey

Las actividades del día comienzan de forma civilizada y podrás ver en las calles a sus habitantes vendiendo artículos de segunda mano, lo que se denomina a nivel local el vrijmark, o mercado gratuito. Si visitas esta vibrante capital con tus hijos, también hay mucho para mantenerles entretenidos, con juegos callejeros, pintura facial y el Bredeweg Festival, un evento familiar gratuito que tiene lugar en el Barrio de Oost con atracciones de feria y presentaciones durante el fin de semana.

Las calles estarán llenas de lugareños y turistas que participan en las festividades, aunque eso no es todo. Dirígete a los canales para disfrutar de una gran fiesta de baile diurna y admirar a miles de barcos decorados para el evento. Si no puedes abordar un barco (por lo general esto solo es para personas VIP), trata de hacerte un lugar en los puentes donde podrás tener las mejores vistas.

 

Si lo tuyo no son las multitudes —y sin exagerar, estas multitudes son enormes: miles de personas vienen a la capital provenientes de los pueblos y ciudades del país— usa este tiempo para visitar algunos museos que no permanecen cerrados este día histórico. Este es en realidad uno de los mejores momentos para visitar la Casa de Ana Frank; suele ser una de las atracciones con las colas de espera más largas, al igual que el Museo de Van Gogh y el Rijksmuseum en Museumplein. No obstante, puedes demostrar tu solidaridad vistiéndote de anaranjado.

Para aprovechar al máximo tu experiencia del Día del Rey en Ámsterdam, hay muchas oportunidades para divertirse plenamente durante el día y bien entrada la noche. Aunque la mayoría de las fiestas y actividades callejeras comienzan alrededor del mediodía, dirígete a Westerstraat, Prinsengracht o Reguliersdwarsstraat cuando disminuya el frenesí. Esta fiesta nacional es un gran momento para ver los pinchadiscos más importantes en los clubes o simplemente disfrutar de la buena actitud con una buena cerveza artesanal holandesa, desde las primeras horas, con tus nuevos amigos lugareños.

Si todo esto te parece agobiante y no estás muy seguro de qué terminarás haciendo cuando llegue el momento, descarga la aplicación Kings Day cuando llegues allí, donde podrás ver toda la información actualizada de lo que sucede en el día. No es un hecho insignificante; se trata de un evento lleno de diversión que parece más un festival que una fiesta nacional.

Consejo: los lugares de alojamiento se agotan rápidamente durante este fin de semana y, por consiguiente, se recomienda reservar con mucha anticipación para poder obtener una habitación. Recuerda también que la mayoría de los negocios y servicios alrededor de la ciudad estarán cerrados el 27 de abril porque es un día festivo. El transporte público también se ve afectado y las rutas pueden cambiar.