Guía de los principales museos que deberás visitar en Ámsterdam

Visita los mejores museos de Ámsterdam y sumérgete en la cultura de la capital

Si lo tuyo son los museos, en Ámsterdam encontrarás lo que buscas. Esta rica capital desde el punto de vista cultural cuenta con un sinnúmero de museos para visitar, tanto si tus intereses incluyen arte como historia o flores, o los tres temas. Sin salir del centro de la ciudad, no tienes más que recorrer algunas de sus calles adoquinadas para encontrar joyas ocultas en edificios restaurados, o maravillas de la arquitectura que rememoran el prestigio de otras épocas. Desde la Edad de Oro de Holanda hasta la historia de los diamantes, aquí encontrarás una guía de los mejores museos de Ámsterdam.

Rijksmuseum
SI buscas el museo de arte más emblemático de Ámsterdam, visita el Rijksmuseum (en holandés, “ij” se pronuncia “ay”). Antes de entrar por sus veneradas puertas, pasa unos momentos en el exterior: basta con contemplar el edificio para sentir su grandiosidad e importancia. En el interior encontrarás más de 8000 piezas, objetos y pinturas, incluidas famosas obras maestras de la Edad de Oro holandesa, como “La ronda nocturna” de Rembrandt o “La lechera” de Vermeer. El Rijksmuseum es más que una atracción turística: es una increíble fuente de información sobre la historia, el arte y la cultura de Holanda.

Consejo: En el exterior encontrarás también la frase “I amsterdam”, un moderno punto de referencia de la ciudad por derecho propio.

Museo de Ámsterdam
Si estás interesado en la historia de la ciudad, en cómo Ámsterdam ha llegado a convertirse en la activa capital que conocemos y cómo puede ser su futuro, no puedes dejar de visitar el Museo de Ámsterdam. Situado en el antiguo orfanato de la ciudad, también el edificio tiene su propia historia. El museo de Ámsterdam ofrece estupendas exposiciones para toda la familia, desde su exposición interactiva del ADN de Ámsterdam, El Pequeño Orfanato, la nueva exposición permanente Mundo-Ciudad y La Ciudad más Hermosa, una exposición a través de la mirada de Eberhard van der Laan. Entre las interesantes exposiciones temporales y la estupenda cafetería, corres peligro de pasar mucho tiempo en este museo.

Museo del Tulipán de Ámsterdam
La fascinante área de Jordaan es una de nuestras recomendaciones por sus boutiques y galerías de arte y sus calles adoquinadas y canales: Ámsterdam en estado puro. Situado en una pequeña casa sobre el canal, el Museo del Tulipán es una completa fuente de información sobre el tulipán, la flor nacional de los Países Bajos. Esta simbólica flor, en tiempos utilizada como moneda, tuvo un enorme valor económico a mediados del siglo XVII, la Edad de Oro holandesa, e incluso llegó a dar lugar a la “fiebre del tulipán”. En este emblemático museo podrás conocer su fascinante historia (por ejemplo, que no es una flor nativa de los Países Bajos) y visitar la tienda de recuerdos, donde encontrarás estupendos regalos relacionados con los tulipanes, e incluso bulbos auténticos para plantar en tu jardín.

Consejo: si tomas el tranvía (13 o 15) para en Westermarkt, y si haces tu visita un lunes, encontrarás un gran mercadillo durante la mañana en Westerstraat. Tú eliges: ¡pónte en la cola o disfruta de una hora viendo los puestos! Baja en la misma parada para visitar la Casa de Ana Frank.

Museo Casa de Rembrandt
El Museo Rembrandt de Ámsterdam rinde homenaje al legado de uno de los mayores artistas de todos los tiempos, Rembrandt Harmenszoon van Rijn. Explora la antigua casa del artista, en el corazón de la ciudad, para conocer mejor al artista, no solo su obra. La casa se ha restaurado al estilo del período en el que vivió el artista, y el visitante comprobará que fue mucho más que un pintor: profesor, empresario, coleccionista y también un humilde ciudadano corriente de Ámsterdam. Asegúrate de incluirlo en tu lista de museos de visita obligada en Ámsterdam.

Museo del Diamante
El Museo del Diamante de Ámsterdam no es una experiencia museística normal; no hay tantos museos de Ámsterdam tan decadentes. El museo hará retroceder al visitante tres mil millones de años atrás y le llevará al núcleo de la tierra. Este museo relativamente moderno, fundado en 2007, es obra de un experto en diamantes decidido a compartir su oficio y su pasión con el resto del mundo. Así nació el Museo del Diamante de Ámsterdam. Si te gusta el glamour y la ostentación, o si tienes interés en conocer los increíbles procesos naturales que se producen en el interior de la tierra, no puedes dejar de visitarlo. Visita los numerosos objetos y coronas en exposición y recibe una clase particular sobre diamantes para aprender a diferenciar los auténticos de los falsos.

Museo Marítimo Nacional
La Edad de Oro holandesa durante el siglo XVII fue un momento de auge del comercio, la ciencia, el arte y el poderío militar y marítimo. Durante este periodo Ámsterdam llegó a ser el puerto más grande del mundo. Una visita a este fascinante museo te permitirá subir a bordo de la réplica del Amsterdam, un carguero del siglo XVIII, y descubrir las múltiples exposiciones del museo en las que recorrerás 500 años de historia. No dejes de ver el edificio Lands Zeemagazijn, construido durante la Edad de Oro, la biblioteca Het Scheepvaartmuseum, el patio interior (en especial con la iluminación nocturna) ni, por supuesto, el Almirantazgo de Ámsterdam. Si buscas una experiencia más profunda, puedes hacer un recorrido del museo con la audioguía opcional.