Guía de los mejores platos holandeses que debe probar en Ámsterdam

Disfruta de la cultura y gastronomía más auténticas de Ámsterdam y prueba los platos más inesperados y maravillosos durante tu visita

Históricamente, la gastronomía holandesa no ha gozado de mucha fama. Pero en realidad, el país ofrece algunos de los platos más sabrosos (y descarados) para probar en un puesto callejero, en la mesa de un restaurante o incluso de una máquina expendedora. En las calles de Ámsterdam encontrarás platos para todos los gustos, desde fusión indonesia o albóndigas blandas hasta bolas de masa dulce hervidas

 

Queso
El queso holandés tiene que ocupar un puesto privilegiado en tu lista. A todo el mundo le gusta el Edam o el Gouda, dos de los quesos mejor valorados de todo el mundo. Los dos proceden de Holanda, y no hay mejor lugar que Ámsterdam para probar estos quesos mundialmente famosos. Encontrarás tiendas de queso (“kaas” en holandés) por toda la ciudad. Si te apasiona el queso, los titulares del Amsterdam Pass disfrutan de exclusivos descuentos en degustaciones de quesos a cargo de Henri Willig; también hay un Museo del Queso en el que podrás conocer las distintas variedades producidas en el país. ¡Y podrás llevarte muestras gratis!

 

Bitterballen
Cualquier persona que haya visitado Holanda dirá que una de sus experiencias favoritas de la comida tradicional holandesa son las bitterballen. Son unas albóndigas fritas muy suaves que se derriten en la boca y gozan de gran popularidad tanto entre los holandeses como entre los turistas. Son ideales como tentempié en cualquier bar para aguantar hasta la próxima comida fuerte.

 

Poffertjes
Las poffertjes son unas pequeñas tortitas al estilo de Ámsterdam. Tienen el tamaño de una moneda y se sirven calientes y espolvoreadas con azúcar glaseado y mantequilla, o bien con una dosis generosa de sirope para los más golosos. Podrá encontrarlas en puestos callejeros o en los muchos establecimientos especializados en tortitas.

 

Arenque
¿Sabías que los arenques crudos son una de las especialidades favoritas de los holandeses? Durante tu visita a Ámsterdam encontrarás heringhandel (puestos de arenque) en cada esquina: ¡atrévete a probar esta delicia nacional! Si vienes en verano, se dice que saben un poco más dulces entre mayo y julio... pero, de verdad, ¡no saben mal!

 

Regaliz
Suele ser cuestión de gustos: o te encanta o lo aborreces, y lo mismo ocurre en los Países Bajos: ¡pruébalo! Como suele decirse, hasta que no lo pruebes no sabrás si te gusta. Es un gusto adquirido, y de hecho suele tener un sabor más salado que dulce. Pídelo por su nombre en holandés (drop) la próxima vez que lo veas, y opina por ti mismo… También es un estupendo regalo para llevar a familiares y amigos.

 

La influencia de Indonesia
¿Buscas algo diferente? Uno de los lugares para comer más únicos de Ámsterdam es una mesa de arroz. Bueno, no lo es literalmente, pero los Rijsttafel de Ámsterdam ofrecen una deliciosa fusión de cocina indonesia, cuya influencia impregna toda la capital desde la Edad de Oro, cuando Ámsterdam importaba especias y hierbas aromáticas a través de su bullicioso puerto. Estos platos compartidos son muy recomendables si viajas en grupo, y hay varios restaurantes Rijsttafel por toda la ciudad, desde el Blaw, el preferido por muchos habitantes de la capital hasta el céntrico Sampurna.

 

Oliebollen
No encontrarás oliebollen en los mejores restaurantes de Ámsterdam, pero el dulce sabor aceitoso te tentará desde los escaparates de las pastelerías durante todo diciembre. Estos dumplings dulces fritos se rellenan a veces de pedacitos de fruta, lo que contribuye a su carácter festivo. ¿Qué mejor para tomar con una taza de café bien caliente?

 

Croquetas rápidas
Una experiencia gastronómica alternativa en Ámsterdam: máquinas expendedoras de croquetas. Si lo que te preocupa es el valor nutricional de lo que comes, es muy posible que este refrigerio no sea para ti, pero lo que es indudable es su valor anecdótico. Busca las máquinas expendedoras FEBO en toda la capital, las cafeterías automáticas al estilo “regreso al futuro”, elige tus “kroketten”, inserta monedas de euro y eet smakelijk: ¡buen provecho!

 

Frites
Otra comida favorita de los holandeses que merece la pena probar son las patatas fritas. Gruesas patatas fritas empapadas de mayonesa, salsa satay de cacahuete (muy apreciada en Holanda) y cebolla frita. Si tu presupuesto es limitado y buscas algo para comer a mediodía, un gran cucurucho de patatas fritas con todas las salsas te mantendrá el estómago lleno durante unas cuantas horas. La dieta puede esperar hasta cuando regreses a casa.