Las 10 mejores cosas que hacer en Ámsterdam

Desde el arte y la cultura hasta la historia europea, espectacular gastronomía, canales pintorescos y otros (por no mencionar el famosísimo Barrio Rojo) ¡hay muchísimo que descubrir en Ámsterdam! Comienza con nuestras 10 mejores cosas que no te puedes perder en Ámsterdam a continuación.
Si estás buscando las mejores cosas que hacer en Ámsterdam, ¡el Amsterdam Pass las incluye! Conocida por su barrio rojo y los hermosos canales, Amsterdam Pass ha creado una lista de las mejores cosas que hacer en Ámsterdam que incluye algunas cosas que podrían sorprenderte. Sumérgete en la cultura, prueba alguna de las más apreciadas delicias de la ciudad, descubre la historia ecléctica de la ciudad y conoce todo sobre Ámsterdam.

1. Rijksmuseum

El Rijksmuseum está considerado el Museo Nacional Neerlandés y alberga un conjunto de famosas obras maestras desde legendarios artistas neerlandeses como Frans Hal y Pieter Bruegel hasta pinturas mundialmente apreciadas como “La ronda nocturna” de Rembrandt y “La lechera” de Johannes Vermeer.

Construido en 1885, el edificio es una obra de arte que es de un hermoso estilo neorrenacentista neerlandés y emplea elementos neogóticos históricos que contribuyen a la grandiosidad general. Averigua qué puedes esperar con nuestra guía integral para tu visita al Rijksmuseum.

2. La casa de Ana Frank

Una de las más famosas residentes de Ámsterdam fue una niña de 15 años de edad. La heroica y evocadora historia de la vida de Ana Frank se conserva en su casa familiar de Ámsterdam, que puedes visitar para ver cómo ella y su familia vivieron la ocupación alemana de los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Regresa en el tiempo y conoce el anexo secreto que mantuvo viva a la familia Frank durante dos años en el lugar donde Ana escribió su mundialmente famoso diario.

3. Experiencia Heineken

Sede de una de las cervezas más conocidas de todo el mundo, la experiencia Heineken es un paseo por la primera cervecera de la empresa construida en el centro de Ámsterdam. Mostrándote cómo nació la cerveza de gusto chispeante, el museo ofrece también la oportunidad de realizar un recorrido de realidad virtual “Elabora tu excursión”.

Experimenta toda la innovación, la publicidad y exposiciones interactivas interesantes que hacen de esta experiencia una de las más visitadas en la ciudad neerlandesa.

4. Mercado Waterlooplein

Ámsterdam cuenta con multitud de mercados, pero uno de los más ajetreados es el mercado al aire libre de Ámsterdam en Waterlooplein. Situado en el centro del antiguo barrio judío, el Waterlooplein tiene de todo, desde ropa de segunda mano hasta puestos de comida recién hecha.

Abrió por primera vez al público en 1855; el mercado, que goza de buena salud, abre todos los días excepto los domingos y las fiestas nacionales. Junto al río Amstel, el mercado es la escena perfecta para experimentar de la mejor manera la vida de Ámsterdam.

5. Disfruta de patatas fritas

Es un misterio cómo algo tan sencillo puede convertirse en algo tan apreciado, pero las patatas fritas (o frites como las llaman los neerlandeses) son la piedra angular de la comida callejera en la ciudad holandesa. Servidas normalmente muy calientes y crujientes, las frites se complementan con una porción saludable de mayonesa.

Una señal de que las frites están bien hechas puede verse en la capa externa crujiente y una textura blanda de patata en el interior.

6. Mirador A’DAM Lookout

Habiendo visto la ciudad desde las calles y canales, ¿por qué no intentar verla desde la estupenda plataforma de observación de Ámsterdam, el mirador A´DAM? El mirador de 360° no solamente ofrece vistas impresionantes y oportunidades para hacer fotos, sino que también para los más valientes cuenta con la plataforma basculante más alta de Europa, que te mantendrá colgado al borde de la torre.

Después, puedes calmar tus nervios con unas bebidas bien merecidas y una vista relajante que le abstraerá de todo.

7. Excursión en barco por el canal

Icónico para el diseño de la ciudad, el sistema de canales fue introducido a principios de la década de 1600 como medio de gestionar el agua y también como medio de defensa.

Designado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 2010, el complejo sistema de canales de Ámsterdam es un hermoso ejemplo del ingenio neerlandés. Haz una excursión por los canales para ver realmente la ciudad que muchos han llamado la “Venecia del Norte”.

8. Museo de Van Gogh

Donde se aloja la mayor colección del mundo de pinturas de Vincent Van Gogh, este museo está al principio de la lista de lugares a visitar de cualquier aficionado al arte mientras está en la capital. Situado justo al lado del Rijksmuseum en la plaza de los museos, esta es una buena parada para los aficionados al trabajo del neerlandés.

El museo alberga obras de arte como por ejemplo “Los Girasoles” y “Autorretrato con sombrero grande de fieltro”, así como parte de su trabajo anterior que nos dará una idea del talento que tenía el pintor de una sola oreja.

9. Recorrido por el estadio Johan Cruyff (Ajax FC)

Si eres amante del fútbol, es obligatorio un recorrido por uno de los equipos más exitosos de Europa: el Ajax FC. Recibe su nombre de Johan Cruyff, el legendario delantero del Ajax y del Barcelona e inventor del “giro Cruyff”: Johan Cruyff.

Aquí accederás a un recorrido entre bastidores, llevándote a zonas VIP como por ejemplo los vestuarios del equipo, que normalmente son solamente para los directivos y los jugadores. Disfruta también de la contemplación de todos los trofeos ganados durante las décadas que el Ajax se ha forjado como uno de los más prestigiosos clubes del fútbol mundial.

10. Monta en bici

Con más de 880 000 bicicletas y 513 km de carriles bici, no existe literalmente ninguna excusa en absoluto para no participar en uno de los pasatiempos favoritos de los Países Bajos.

Una manera barata y ecológica de ver la ciudad es utilizando las dos ruedas y si no te sientes lo suficientemente en forma, no tienes que preocuparte. El paisaje plano y una magnífica infraestructura significa que cualquiera puede subirse en una bicicleta y pedalear.

Compra hoy el Amsterdam Pass y aprovecha al máximo esta maravillosa ciudad.