Olvídate de las bicicletas y de caminar: sube a bordo de uno de nuestros barcos y descubre los famosos canales de Ámsterdam.

Una visita a Ámsterdam no puede estar completa sin un viaje por los famosos canales de la ciudad. Como patrimonio mundial de la UNESCO, los canales de Ámsterdam son el símbolo de la ciudad y uno de los principales atractivos culturales de la capital. Tanto si vas a pie o en bicicleta a lo largo de los canales como si disfrutas de un crucero sin prisas por estas históricas vías navegables, nuestra guía te contará todo sobre este símbolo único de Ámsterdam.

 

Canales de Ámsterdam: ¿Cuál es su historia?

En tiempos, Ámsterdam estaba construida sobre terrenos inundables y carecía de canales y tenemos que remontarnos a 1612, un año antes de que comenzase la construcción de los primeros canales, para ver esta versión de la ciudad.

Construida originalmente en torno a una presa en el río Amstel, el nombre de Ámsterdam y su propia naturaleza son consecuencia de su estrecha relación con el cercano Mar del Norte. Aunque la ciudad se fundó alrededor de la presa en en 1220, no fue hasta comienzos de la década de 1600, durante la Edad de Oro del país, que los urbanistas de la ciudad decidieron introducir un sistema de canales para contribuir a la gestión del agua.

El sistema se basa en cuatro canales primarios llamados Herengracht (Canal de los Patricios), Keizersgracht (Canal del Emperador), Prinsengracht (Canal del Príncipe) y Singelgracht (Canal Exterior). Cuando el sistema se planificó inicialmente, los tres primeros eran canales residenciales, mientras que el Singelgracht estaba previsto como defensa de la ciudad, después de utilizarse desde 1480 como foso, además de para la gestión del agua. Sin embargo, con el paso de los años el Singelgracht ha cambiado de función y se ha integrado en el diseño residencial de la ciudad.

 

El nombre de Herengracht proviene de heren regeerders, los señores y patricios de la ciudad que ayudaron a financiar la construcción de la compleja red de canales de la ciudad. Keizergracht recibió su nombre de Maximiliano I, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, que cedió a la ciudad su propio escudo de armas con las tres X. Por último, el Prinsengracht fue bautizado por Guillermo II, Príncipe de Orange, que contribuyó a crear una república holandesa independiente.

Ámsterdam, famosa por su inconfundible paisaje urbano a lo largo del canal, también fue la gran pasión de uno de los impresionistas franceses, que pintó 13 veces la misma escena de una iglesia sobre el canal. A Claude Monet le encantaba el idílico escenario de la ciudad y pintó la Zuiderkerk (Iglesia del Sur) junto al canal de Groenburgwal. Al no quedar satisfecho con la primera versión, Monet la repitió otras 12 veces.

El sistema de canales no es solo para la gestión del agua de la ciudad: también es un elemento único de la ciudad, y la mejor forma de disfrutarlo es con una ruta turística por los canales.

Canal Tour Ámsterdam

Si quieres aprovechar al máximo tu tiempo en Ámsterdam, visita la ciudad desde el agua. El Amsterdam Pass te permite utilizar el barco y autobús turístico con paradas flexibles y recorrer la ciudad como se hace desde hace 400 años.

Con salidas cada 25 minutos no hace falta que te apresures mientras deambulas por los históricos canales. La ruta del barco te lleva a seis de las atracciones más populares de la ciudad, como el Rijksmuseum, Leidseplein Vondelpark, Mirador A’DAM y la casa de Ana Frank.

 

Durante todo el trayecto recibirás información sobre los irregulares edificios que bordean el canal, la interesante historia de estas vías navegables y sus numerosos puentes.

El barco te llevará por los tres canales bordeados de árboles y podrás explorar a tu antojo todas las áreas de interés antes de volver a subir a bordo del barco que te llevará a tu siguiente destino. La naturaleza relajante del agua y la ausencia de congestiones hacen que el recorrido sea una excelente forma de conocer la ciudad y de moverse por ella.

Para que el recorrido resulte aún mejor, puedes combinar barco y autobús para llegar a todos los lugares que te interesen y a los que no podrías llegar desde el agua.

 

Algunos datos interesantes

  • Ámsterdam tiene 165 canales con más de 100 km de longitud
  • Los canales, patrimonio universal de la UNESCO, están protegidos por la ciudad
  • La amplia red de canales ha hecho a Ámsterdam merecedora del sobrenombre “Venecia del Norte”
  • Hablando de Venecia, en realidad Ámsterdam tiene más puentes: 1281 en total
  • El 27 de abril, día del Rey, los canales se llenan de barcos adornados de color naranja

Consejos para los visitantes

  • Si decides alquilar un barco, mantén la velocidad por debajo de 6 km/h.
  • Cuando tengas que aparcar tu barco, no lo haga nunca bajo puentes, tramos estrechos o escaleras de emergencia.
  • Es patrimonio universal de la UNESCO: está totalmente prohibido tirar basura.
  • Circula siempre por la derecha.
  • Durante las horas puntas, muchos de los puentes levadizos están cerrados para los barcos.