Guía de actividades en Ámsterdam

¿Te preguntas qué hacer en Ámsterdam? Aquí tienes una guía:

Cuando planifiques un viaje a la capital, tener en cuenta qué es lo que hay en Ámsterdam es esencial. Independientemente de que planifiques su visita en verano o en invierno, siempre hay muchas cosas que hacer en esta animada capital. Entrégate al arte y cultura a raudales, prueba la cocina local, piérdete mirando escaparates por las pintorescas calles adoquinadas, o coordina tu estancia para que coincida con un festival.

Sin orden particular, aquí tienes una lista de qué hacer en Ámsterdam...

Amor a los canales
Los canales de Ámsterdam son una parte importante de su atractivo. Patrimonio de la humanidad de la UNESCO, estos canales del siglo XVII son lo que a los visitantes les gusta más del paisaje único de la ciudad. Rodeando toda la ciudad, estos canales se convierten en ideales oportunidades para hacerse selfies y vistas perfectas de postal con sus puentes de acero forjado llenos de bicicletas. Pero no es suficiente con solo mirarlos: la mejor manera de sentir la única cultura de los canales es hacer un crucero por los canales. Hay muchas empresas de cruceros por toda la ciudad que ofrecen excursiones tanto de día como de noche. También puedes incluso elegir un crucero turístico para hacer que tu itinerario de turismo sea un poquito más aventurero. Es obligado para tener una experiencia única de esta histórica capital.

Explora los barrios
Si estás buscando qué hacer en Ámsterdam en tres días, entonces tienes suficiente tiempo para explorar la ciudad, a pie o en bicicleta. Ámsterdam está llena de hermosos barrios, boutiques, canales, distritos industriales, molinos de viento y otros. Su singular extensión de barrios hará que sigas queriendo más mientras pasas de uno al siguiente dejando muy atrás las ajetreadas zonas turísticas. Una firme favorita es la zona de Jordaan con sus estrechas calles de adoquines y pintorescas boutiques. Aquí es donde encontrarás De Negen Straatjes, “Las Nueve Calles”, un refugio para el comprador con galerías de arte independientes, tiendas de segunda mano y de antigüedades, locales de hípsters y bares y restaurantes con terrazas abiertas. De Pijp es otro barrio para marcar en el mapa por su amplia variedad de bares y restaurantes que aporta también un sabor más local. Si realmente te apetece algo poco frecuentado, súbete a un ferry hasta Ámsterdam Norte, una zona muy recomendada pero con frecuencia ignorada con una animado panorama que no querrás perderte, especialmente el centro cultural NSDM, por sus bares, restaurantes y festivales.

Arte y museos
Para aquellos que aprecien las cosas más sorprendentes de la vida: cultura, arte, historia, hay museos y galerías de arte en cantidad en Ámsterdam. Ve directamente al Museumplein, donde encontrarás muchos de los más importantes museos en un solo lugar. Así pues, si estás buscando qué ver en Ámsterdam, aquí es donde encontrarás el Rijksmuseum, el museo Van Gogh y el museo de Arte Moderno Stedelijk. Una visita a la aterradora pero inspiradora Casa de Ana Frank también es popular en muchos itinerarios; simplemente ten en cuenta las largas colas y planifica tu visita consecuentemente.

Consejo: ¿Por qué no planteas tu viaje alrededor de la semana anual de los Museos Nacionales, que va del 8 al 14 abril del año que viene cuando muchos museos populares de toda la capital mostrarán especialmente la cultura y el legado único del país? Muy recomendado.

Comida y bebida
El panorama gastronómico de Ámsterdam es un ejemplo tanto del progreso como del pasado de la capital. Haciendo honor a su tradición, encontrarás mucho arenque, así como restaurantes de mejor nivel en caso de que te apetezca comida de cinco tenedores. Recorre el territorio gastronómico y visita los muchos bares y restaurantes desperdigados por toda la ciudad. Para tomar un aperitivo, dirígete a Gooyer, uno de los ocho molinos de viento que quedan en la capital. Aquí puedes saborear una variedad de cervezas artesanales de su propia microcervecería, la Brouweij’t Ij. ¿Por qué no probar el menú del bar también y probar uno de los platos preferidos locales, bitterballen, una obscena delicia de albóndigas empanadas fritas? En el barrio Oud-West encontrarás De Hallen, un edificio industrial renovado convertido ahora en complejo cultural, con su propio Food Hallen donde puedes comer y beber en los distintos puestos. Si no, Westergasfabriek es otro local similar donde puedes pasar fácilmente un día entero en las varias cafeterías, microcervecerías, restaurantes y bares. Si tu visita cae en el primer domingo del mes, y sigues preguntándote qué se puede hacer en Ámsterdam, visita también el popular Mercado Dominical.

Mercados callejeros
Si te encanta el sonido de una buena oferta, Ámsterdam es exactamente el lugar donde puedes encontrar una exclusiva antigüedad o una polvorienta primera edición de un libro. Será difícil que encuentres un día en el que no haya nada en los mercados en algún sitio de la ciudad, excelente para pasear si buscas algo que ver en Ámsterdam. Algunos mercados a señalar especialmente son el Albert Cuypmarket en el distrito hípster, De Pijp, que funciona todos los días excepto el domingo y el Lindengracht Market en las pintorescas calles de adoquines del barrio de Jordaan los sábados. Otro que es muy bueno para antigüedades y artículos de segunda mano es el mercado Waterlooplein, donde puedes encontrar casi cualquier cosa y está abierto todos los días excepto el domingo. Y por último, pero no menos importante, está el único mercado de flores flotante del mundo, situado en el canal Singel entre Koningsplein y el Muntplein. Si visitas la ciudad en diciembre, también podrás ver una amplia variedad de árboles de Navidad a la venta.